Thursday, June 23, 2011

El virus de nuestra sociedad...Britto


Britto. Romero Britto. Artista brasileño, que tiene de influencia el pop-art. 


Britto es un artista que pinta y tiene su galería, dos de ellas en Miami, y la otra en el nuevo crucero de Royal Caribbean, Allure of the Seas. Poco a poco ha ido creciendo a nivel mundial, el cual ha hecho que marcas grandes como Technomarine, Jeep, Absolut Vodka, Heys, entre muchos otros; adapten sus productos con el arte de Britto. De hecho, para la que no sepa él estuvo en un evento en PR pintando tres Jeep el verano pasado.


De todas maneras no vengo a hablarte de él como tal. ¡Porque el "pobresito" no tiene la culpa! Vengo a hablar de lo que a todo buen boricua (que va al mall, al cine, al supermercado, o sea, EVERYWHERE) le molesta ya a sus ojos... las carteras, wallets, stickers, camisas, trajes, ¡¡¡hasta uñas postizas!!! del supuesto arte de Britto. 


Okey, ¿cómo podré decir esto que no suene... mmmm... "superior" a otras personas? (como dijo el reportaje de www.endi.com) Cuando descubrí a Britto fue hace aproximadamente 4 años atrás, en los relojes Technomarine. Estos relojes son especialmente para buzos e hicieron una edición especial con los diferentes diseños de Britto. Yo me enamoré. Eso sí, cuando vi el precio y que no podía costearlo (cuesta sobre los $400), pues sólo fantaseaba con ellos en las vitrinas de las joyerías...




Lo que sucede aquí es que en nuestra sociedad puertorriqueña, cualquier cosa que sea linda, cool, chula, se vea bien, sea llamativa, o que la tenga todo el mundo; le gusta a las personas. Cuando ven que el precio es mucho mayor al que ellas(os) pueden pagar, optan por buscar la copia barata. Y cuán barata, que hasta las uñas inmensamente grandes se las pintan del disque arte de Britto. Es un orgullo que Britto visite PR, pero me daría tanta vergüenza que vea lo que aquí han hecho con su arte, que preferiría que no viniera por ahora.


Me es indignante que, hasta tiendas de ropa de precio módico, tengan en sus vitrinas trajes y camisas parecidas al diseño de él. Lo triste es, que las que lo llevan por ahí, no saben ni quién es él. Sólo se dejan llevar por la ola y los colores chulos. 


Lo peor es que las que pagaron $$$ por sus wallet, maletas, camisas (que sí existen originales), tengan que guardarlos en una gavetita de casa a lo que la ridiculez campante de las pirateras se cansan y encuentran otra moda. Y esto, para no pasar como una de ésas... 


Amo el Pop Art y Britto seguirá siendo mi artista favorito, aún cuando me abochorne sacar mi wallet para pagar, gracias a las personas que no pueden darse el lujo de comprar algo original... He dicho!!


Recuerda que las personas insignificantes siguen la moda, las presuntuosas la exageran, las de buen gusto pactan con ella.


#muertealacafre

¡Sígueme en mi Twitter @superkrizia para saber mis updates de los blogs!


Ciao,
K. Makarroni

Monday, June 20, 2011

"El milagro del ejercicio"

Desde que tengo uso de razón, he admirado a mi madre y su pasión por el ejercicio. Nunca he conocido a mi mamá con un peso mayor de 125 lbs. De hecho, cuando llegó a pesar 125 lbs, fue en el embarazo de mi hermano menor. Y no es que sea anoréxica ni mucho menos, ella siempre ha hecho ejercicio; digamos desde que tenía 5 años de edad. Entre batutera, baile, ballet y una buena alimentación a lo largo de toda su vida, la ha llevado a pesar siempre entre 110 a 115 lbs, como mucho. El cual está perfecto, en su peso ideal desde que tenía 18 años, hasta hoy día con cincuenta y tres. Esa misma mujer, de 5 pies de estatura, que vela tanto su alimentación y cuida sanamente su cuerpo a diario; es la que me aconseja a hacerlo igual. 


Cuando era pequeña me puso en todo tipo de deporte y actividad física que existiera. Prácticamente nací en una piscina. A los 3 años de edad, cruzaba ida y vuelta la de mi casa. Estuve en gimnasia, ballet, baile, soccer; competía en los "field days" corriendo. Corría patines, bicicleta; en fin, era bien activa. Hasta que en mi adolescencia, por ahí por los 16-17 años, ya no hacía mucho ejercicio. Entré a la universidad, y menos ejercicios hacía. Comía y comía y no engordaba. Entonces llegué a los 21 años, y !boom! Me explotó el peso. Mi madre siempre me lo dijo, "Aliméntate bien,  chiquita. Ahora eres joven, pero una vez llegues a los 20's es más difícil rebajar", "Es por tu salud", "Activa ese cuerpo, no dejes que sea muy tarde", y así entre miles de consejos más...


No es que haya aumentado 30 lbs en 5 años. Tampoco es que me preocupe tanto la imagen, aunque claro que lo considero importante. Pero es mi salud, tal como lo decía mi madre. Lo leo a diario en donde sea que uno busque información de sobre peso, dietas, cómo rebajar, etc... Hace cinco años no pesaba más de 107 lbs. Me dí contra el suelo cuando hace unos seis meses pesé 127 lbs. Quizás pensarás irónicamente: "Uy que gorda", pero para una persona como yo, que mide 4 pies con 11 pulgadas; pesar 127 lbs es estar sobre peso. Casi lloraba mirando fotos en traje de baño (Ok, en verdad no es para tanto, pero pues...) Mi peso ideal son 20 libras menos, tenía que hacer algo; pero igual no me daban ganas.


Te confieso, que llegué a comprar pastillas "milagrosas" que te hacen rebajar, y ¿sabes cómo me fue? Mucha sed, yendo al baño constantemente, sentía llenura todo el tiempo; además de que te estriñen y te dañan los riñones. Cuando acabas las pastillas, si acaso rebajaste algo; lo recuperas nuevamente; es un negocio redondo. Verdaderamente cuando vine a rebajar aproximadamente 10 libras, (estaba en las 93 libras!!) fue cuando tuve una decepción amorosa, pero, !no te lo recomiendo! Llegué a apuntarme en el gym, pero no tenía motivación, y aunque lo pagaba mes tras mes, no aparecía por allí ni de casualidad.


No fue hasta que empecé a tener las menstruaciones más dolorosas de mi vida, el estrés que nunca me había dado (ni siquiera para mis exámenes finales de algebra!!), los llantos incontrolables sin razón absoluta y la panza más gigante que me hizo comprar mahones tamaño 7 (siempre he sido 3), que decidí buscar ayuda. Me diagnosticaron con PMDD (Pre Menstrual Disphoric Disorder). Este desorden es hormonal. ¿Haz oído sobre el famoso PMS, el que pone a las mujeres a pelear por todo, a llorar de nada e insoportables? Pues eso mismito, pero PEOR! Me recetaron Zoloft, me recetaron anticonceptivas a ver si era endometriosis mis dolores de regla, me hice chequeos, perdí días en el trabajo por ir a los médicos... en fin, todo tenía una solución simple y sencilla la cual ha sido mi ejemplo durante 25 años... Ejercicios!!! 


Empezé, o más bien, regresé al gimnasio (luego de dos años de ausencia). Como no encontraba motivación en caminar media hora, además de que se me hacía eterno; decidí meterme a la clase de Spinning. Me fascinó! Ya la había tomado, pero ahora le encontraba la motivación. Me llevaba meriendas al trabajo y me las comía cada dos horas, tomaba mucha agua (aunque siempre he tomado bastante), dejé los pocos refrescos que me tomaba eventualmente, y cogía la clase tres veces en semana. Los trajes me empezaron a servir, los mahones me quedaban sueltos y lo mejor de todo, mis llantos desaparecieron. Pero lo más perfecto, la menstruación me llegó indolora. O sea, totalmente sin dolor!!! Era como un milagro, yo no podía creerlo. Lo único diferente que estaba haciendo era ejercitándome. Nunca compré una sola pastilla, ni para el estrés, ni para los llantos, ni para el dolor. Mi pastillita fue el Spinning, y dio resultado.


Obviamente pueden imaginar que continúo con este método 100% natural, para bajar de peso, mantenerme saludable mental y fisicamente (hasta mi colesterol se reguló!)
Si las personas dejaran de tomar pastillas para todo, y simplemente cuidaran su dieta y se ejercitaran; su vida sería mucho más fácil pero sobre todo, más saludable. Aunque seguramente al igual que yo, no aprenden por cabeza ajena y no es hasta que lo intentan, que se dan cuenta. Sé que no es fácil empezar, pero una vez empiezas, tu cuerpo se va acostumbrando a tal punto que él mismo te lo pide. 
!Anda! Que no se te haga demasiado tarde, descubre el milagro del ejercicio y la manera más saludable para bajar de peso... Como sigue diciendo mi madre, "Es por tu salud".


Ciao, hasta el próximo blog ;-) 
Kri Makarrony*